Los distintos cursos de la Vida

¿EN QUE MOMENTO DECIDIMOS ESTAR DONDE ESTAMOS?

25 años de graduación del colegio, nunca pasó por mi mente semejante cifra, que al mismo tiempo significa más de 25 años desde que somos adultos desde mi punto de vista de ser adulto que creo es cuando se adquieren las herramientas mínimas básicas para poder seguir desarrollándose en la vida como personas independientes y luego, pensar en si podemos vivir independientes con alguien más, que también sea independiente y, luego pensar en poder tener a unas pequeñas personas que puedan crecer al lado nuestro al mismo tiempo que crecemos en lo que elegimos como modo de vida.

Al rededor encontramos distintos cursos de la vida y distintas velocidades de crecimiento y de desarrollo, el problema es: ¿Nos estamos desarrollando bien? ¿Estamos creciendo dentro de la misma curva de nuestros semejantes?

Hay países que se auto-denominan desarrollados y otros que tranquilamente se sientan a continuar con la dependencia de otras “economías”, y pasan los años y siguen en el mismo punto de inicio simplemente porque no se atrevieron a creer en si mismos.

En un país tan pequeño como Costa Rica, son pequeñas las cosas que todavía se pueden hacer para crecer y ser gigantes. Menos gente, Menos problemas, Menos extensión, más probabilidades de control, podemos tener carreteras grandes para un país pequeño y utilizar mejor nuestros recursos para optimizar los resultados.

La idea de que somos un país pobre quedó muy atrás. Es sencillo verlo, los centros comerciales llenos de gente con paquetes de “marca”, las calles llenas de vehículos nuevos, los ingresos de algunas entidades con los millonarios pagos de impuestos obligatorios como el “marchamo” (llamado en otros países como Derecho de Circulación), los enormes aportes de los patronos a la entidad social del estado de forma diaria y los gigantescos monopolios únicos en el mundo que cubren la telefonía, servicio eléctrico, la banca estatal, Internet, Seguros y otras minas de oro que no existen en otros países que se hacen llamar ricos.

Entonces, la diferencia es mental.

Pero, ¿En donde está ese retraso mental?

La respuesta está íntimamente ligada al miedo a ser independientes, a no querer afrontar nuestras responsabilidades sin la “ayuda desinteresada” de los países “desarrollados” sin los cuales creemos que no podemos crecer.

Tenemos el potencial humano, tenemos los recursos económicos y culturales, tenemos un crecimiento social increíble, nos sobre capacidad intelectual, pero también nos sobran prejuicios, egoísmo, incompetencia, burocracia y lo más importante, nos sobra baja autoestima como pueblo.

Urgentemente tenemos que mejorar nuestra infraestructura vial, aprovechar los recursos olvidados y cuidar de nuestro mayor recurso: la gente. Le estamos entregando a precios irrisorios nuestros lugares más preciosos a los “inversionistas” que vienen a construir casinos y clubes nocturnos en donde llenar las necesidades de los “turistas basura” que vienen a utilizar a nuestras niñas, llenándolas de enfermedades que no se cubren con unos papeles de color verde.

Atrevámonos a ser mejores, a ser independientes, a dar pasos en positivo. Atrevámonos a dar nuestra ayuda a nuestra gente, juntos crecemos y vamos hacia adelante y atrevámonos a hacer obras grandes, claro que lo podemos hacer. Si no lo hacemos, estaremos condenados a quedarnos siempre en el mismo lugar en donde estamos y, hoy podemos seguir creciendo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s