La Pobreza y el Subdesarrollo son Muy Humanos

Una vez escuché a alguien decir, "aquí, trabajando como cuando usted era pobre…", y yo me dije para mi, pero si yo nunca he sido pobre. Hay que ser claros, pobre no significa sin recursos.

Todos nacemos sin dinero, pero todos tenemos recursos que vamos adquiriendo y van creciendo con nosotros durante toda la vida. A nadie le regalan nada, y es curioso ver que en todos los países del mundo hay miseria, más sin embargo, en cada uno se vive de manera diferente. Es una vivencia interior impuesta por la sociedad, muy distante de la verdadera naturaleza humana.

No hay nada de malo en ser pobre, lo malo es Sentirse pobre y peor, es Sentir que hay Ricos allá afuera y molestarse por eso o sentir envidia. ¿Quién dijo que uno tenía que tener más dinero que otro para ser mejor persona? Hay excelentes personas pobres y ricas, así como hay malas personas en los dos grupos. La diferencia fundamental radica en la forma en que nos manejamos en la vida y como vivimos nuestra Riqueza, olvidándonos de querer Vivir nuestra pobreza. Con esto no quiero decir que no haya Ricos y Pobres, el asunto económico existe y no quiero dejarlo totalmente de lado, lo que quisiera es que hubiera una forma mediante la cual vivamos felices de hacer el bien cada día para nosotros y los demás, sentirnos contentos de que cada día aportamos algo más a la felicidad de los demás y, por ende, a nuestra felicidad, sin importar nuestras diferencias económicas.

Hace muchos años, cuando cambié de país de residencia, me impresionó la forma tan distinta en que se vivía la pobreza, o mejor dicho, me di cuenta que había distintas clases de pobres, unos que vivían amargados, resentidos y mentalmente miserables y otros, (incluso a veces más pobres), que vivían su pobreza con tranquilidad, con cierta igualdad, en donde no había resentimiento porque otras personas fueran Ricas, y en donde se aceptaba su condición económica desigual, de manera que no importara. Entendí entonces que la vida no debería girar en función del dinero y el poder económico. Debemos vivir en función de la ayuda al prójimo que al final, es la fuente de la felicidad.

Algunos datos curiosos que he aprendido en los últimos 20 años:

  1. Se puede vivir muy bien con muy poco.
  2. Hay gente que porque tiene algo de dinero cree que ya solo por eso, es más que otro. Que decepción cuando se dan cuenta de que hay miles de millones de personas que tienen más dinero que ellos y sin embargo, no sienten lo mismo.
  3. Las sociedades en cada país son tan distintas que en realidad estos comentarios no van a ser comprendidos por mucha gente.
  4. Hay gente que pelea por 1 centavo, en vez de pelear por mantener una amistad o una familia.
  5. Hay parejas en donde se comparte casi todo, pero el dinero casi nunca. Todos estos matrimonios han fracasado.
  6. Nos imponemos una carga económica mensual que podemos asumir con responsabilidad. Esto no quiere decir que aquellos que no pueden asumir una carga igual, no puedan ser felices. Hay gente que vive ahogada con gastos fijos elevadísimos, mientras que otros viven con gastos fijos modestos. No estoy dando cifras, solo formas de vida. Si gano poco, gasto poco y si gano mucho, debo ayudar a los demás.
  7. Es diferente ser pobre a Tener Hambre: cuando hay hambre, no hay Paz. El problema es cuando el terrorismo se aprovecha del hambre y se da comida con el compromiso de usar un arma para sus propósitos. Y, peor, cuando no hay otra alternativa, pues el Pan solo viene de los terroristas.
  8. El dinero es mal consejero: El hambre de dinero ha llevado a la miseria a millones de personas, y esta es la principal razón para que en Colombia haya "mulas", en el negocio más rentable del mundo y también el más miserable.

La pobreza existe, no se puede negar algo que vemos en todas partes, pero también vemos que la vivencia es lo que nos hace diferentes. “Los seres humanos no somos máquinas de hacer dinero, somos más que eso. Somos seres que compartimos y cuya naturaleza es solidaria, y esa parte no es parte de la concepción actual de la economía. Hay que promover una economía donde el negocio esté en hacerles el bien a otras personas. Hay que cambiar el negocio donde a nadie le importa qué pasa contigo, sino solamente qué pueden obtener de ti". “Es necesario hacer negocio para hacerle bien a la gente. Eso no es difícil, ese sentimiento está en el corazón de los seres humanos y solo hay que dejarlo aflorar", MUHAMMAD YUNUS – PREMIO NOBEL DE LA PAZ 2006.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s