Siglo XXI – La era del LO QUIERO YA MISMO

Dicen que el cielo es el límite y, en algún momento he criticado a la pobre sociedad en donde el consumismo lleva a la gente a vivir en una insatisfacción contínua por no poder tener lo que tiene el vecino.

Con cierto dolor esta es una verdad que abruma y a la que ya nos enfrentamos y nuestros hijos deben enfrentar una visión del mundo completamente competitiva por lo bajo. Situaciones como el calentamiento global y la crisis económica mundial aunado al consumismo creciente nos están llevando a paises como Costa Rica a la misma situación que viví en la adolescencia en mi  natal Colombia.

Una sociedad con diferencias de clases extremas en donde los ricos son muy ricos e inalcanzables y en donde los pobres son menos que eso, en donde es preferible llamarse indigente que pobre porque al menos los indigentes reciben ayudas gubernamentales y preferencias de beneficiencia que los que se hacen llamar pobres se niegan a recibir, lo cual los sume en la miseria. Allí mismo hay padres e hijos creciendo viendo el mundo pasar con las comodidades del mundo actual y sin poder gozar de tales comodidades.

¿De que nos sirve saber que Costa Rica tiene un alto nivel de vida, si el 70% de la población vive en condiciones de pobreza?

¿De donde sacaron eso de que en Colombia el 90% de la población dice vivir bien?

¿Tenemos que creernos las mentiras de las estadísticas de las Naciones Unidas y de nuestros departamentos nacionales de estadísticas? No lo creo. Lo que si creo es que tiene que haber un cambio de actitud pues estamos a tiempo de cambiar nuestro entorno con una buena actitud. Tenemos que esforzarnos por hacer las cosas cada día mejor, para sentirnos bien por lo bien que hicimos las cosas, por el bien que hicimos por alguien, por saber que fuimos mejores personas hoy que ayer. Si esperamos a que las cosas mejoren, nos vamos a quedar esperando, pero si las hacemos nosotros, solo el cielo es el límite y si nos atenemos a lo que dicen por ahí, ni siquiera el cielo: "Al infinito y … más allá". Por eso, para mi resulta admirable toda persona que hace un poquito más, aquella persona que da más sin esperar nada a cambio sino la satisfacción propia, quien entiende al mundo como el mejor lugar para vivir, que tenemos que cuidarlo y compartirlo con nuestros queridos vecinos, compañeros, hermanos, aunque no los conozcamos.

En esta época del "LO QUIERO YA MISMO", debemos esforzarnos por querer ser mejores personas ya mismo y no por querer tenerlo todo, pues lo físico nos impone barreras mientras que lo mental no tiene límites. Podemos ser mejores solo con proponérnoslo. Contrariamente a lo que dijo Einstein, creo en que el ingenio y la actitud humana son infinitas, solo dependemos de nosotros. Sin embargo, entiendo a Einstein pues todos los días veo que tal vez tenía razón. Los reto a desafiar a Albert Einstein cuando dijo: "Hay dos cosas infinitas, el Universo y la estupidez humana y no estoy seguro del primero".

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s